En el año 2005, se publicó el “Real Decreto 1311/2005 de 4 de noviembre, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores frente a los riesgos derivados o que puedan derivarse de la exposición a vibraciones mecánicas”. Pero es muy común a la hora de realizar auditorías desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos Laborales, encontrarte con que este riesgo no está identificado.
Doce años después de la publicación de esta norma, y todavía son muchos los servicios de prevención propios y ajenos que no identifican y evalúan correctamente la exposición a vibraciones. Hay puestos en los que la identificación es relativamente fácil (cuando existen torvas, vibradores que alimentan cadenas de montaje, etc.) pero otros puestos quedan olvidados en las evaluaciones sobre vibraciones, como por ejemplo los conductores de carretillas elevadoras y vehículos pesados.
A parte del Real Decreto 1311/2005, se ha publicado la “UNE-EN: 13059:2002 Seguridad de las carretillas de manutención. Métodos de ensayo para la medición de vibraciones”.
Además, el INSHT pone a disposición de todos los prevencionistas la “Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con las vibraciones mecánicas” y la “NTP 839 Exposición a vibraciones mecánicas. Evaluación del riesgo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *