El pasado 25 de julio de 2017 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el nuevo “Real Decreto 656/2017, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias MIE APQ 0 a 10”, cuyo objetivo es establecer las condiciones de seguridad de las instalaciones de almacenamiento, carga, descarga y trasiego de productos químicos peligrosos

La publicación de esta nueva norma viene determinada, por un lado, por la necesidad de adaptar las ITs existentes a las novedades técnicas actuales y, por otro, por la necesidad de homogeneizar los criterios del antiguo reglamento APQ con las nuevas normativas reguladoras sobre sustancias y preparados (Reglamento 1907/2006 y Reglamento 1272/2008).

Este nuevo Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias (ITCs) son de aplicación a las instalaciones de nueva construcción, a las ampliaciones o modificaciones de las instalaciones existentes, no integradas en las unidades de proceso, y no serán aplicables a los productos y actividades para los que existan reglamentaciones de seguridad industrial específicas.

Entre los cambios que aporta este nuevo Reglamento, caben destacar los siguientes:

1. Se incorpora una nueva MIE APQ 0, que recoge las definiciones que aparecen en todas las ITCs.

2. Se añade la ITC MIE APQ 10, que recoge todas las obligaciones relativas a recipientes móviles, que son aquellos recipientes con capacidad hasta 3.000 l. susceptibles de ser trasladados de lugar (es importante analizar con detenimiento las excepciones en estos casos). Por tanto, todo lo establecido en las instrucciones técnicas complementarias MIE APQ-1, MIE APQ-6 y MIE APQ-7, se referirán a recipientes fijos, pasando todo lo relacionado con recipientes móviles a ser regulado por esta nueva ITC MIE APQ10.

3. El alcance de la ITC-MIE-APQ-5 se amplía a todos los recipientes a presión transportables

Los almacenamientos de productos químicos, existentes a la entrada en vigor de este nuevo real decreto serán revisados e inspeccionados de acuerdo con las exigencias técnicas de la ITC según la cual fueron realizados. La periodicidad y los criterios para realizar las revisiones e inspecciones serán los indicados en las nuevas ITCs de 2017.

El plazo para realizar la primera revisión e inspección se contará a partir de la última inspección periódica realizada, de acuerdo con las anteriores ITCs, o en su defecto desde la fecha de autorización o comunicación de la puesta en servicio del almacenamiento.

Categorías: Legislación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *